SUKHASANA

SUKHA fácil

ALINEACIÓN

ENTRAR
 

 

Siéntate sobre 2 mantas dobladas ( o más según las necesidades). El número de mantas debenderá de la apertura de caderas y de las rodillas. Fíjate en la altura de tus rodillas con respecto a tus caderas. Añade mantas hasta que estén aproximadamente a la misma altura o las rodillas por debajo del nivel de las caderas.

  • Cruza las espinillas (no los tobillos).
  • Lleva los pies ligeramente hacia delante (alejándolos de ti).

  • Mueve los pies hacia la rodilla contraria respectivamente. Cada pie queda debajo de una rodilla.

  • Activa ligeramente los pies, empujando con el canto del pie el suelo.

  • Con ayuda de las manos gira los muslos y saca las nalgas hacia los lados y hacia atrás.

  • Asegúrate que tu pelvis no se inclina hacia delante ni hacia atrás, elevándote sobre los huesitos de las nalgas (isquiones) y creciendo con la columna hacia arriba.

  • Relaja las piernas al mismo tiempo que elevas la columna y abres el pecho.

  • Haz ajustes para distribuir el peso de manera uniforme sobre los isquiones, equilibrar tus hombros directamente encima de tus caderas y mantener la cabeza en línea con la columna.

  • Todos estos detalles requieren una fuerza sorprendente, por lo que la práctica de este asana tonificará la parte central de tu tronco (frente, laterales y espalda).A pesar de su nombre, Sukhasana no siempre es fácil para muchas personas. Nos hemos acostumbrado a estar sentados en sillas, lo que nos invita a apoyarnos en el respaldo, hundiendo la parte central del cuerpo, debilitando la musculatura abdominal y de la espalda.

  • Cuando comienzas a sentarte en el suelo, puede ser un desafío sentarse erguido, especialmente si tienes las caderas poco flexibles, dolencias en rodillas o espalda baja.

  • Elevar la pelvis sobre mantas dobladas, te permitirá relajar y abrir gradualmente las caderas, mientras elevas y estiras la columna.

  • Crea espacio en el torax, para conseguir una respiración suave y amplia.

BENEFICIOS

BENEFICIOS

  • Fortalece los músculos de la espalda por mantenerte erguido el tiempo en que realizas la asana.

  • Mejora la postura. 

  • Evita dolores y otros problemas de espalda. Estos surgen cuando se pierde musculatura en la zona.

  • Flexibiliza las rodillas y los tobillos.

  • Abre las caderas.

  • Mejora la circulación sanguínea.

  • Nos ayuda a meditar

CORRECCIONES

  • Podemos señalar la bajada de los hombros.

ADAPTACIONES Y PRECAUCIONES

  • RODILLAS: puedes colocar una toallita detrás de las rodillas, en las corvas, para mantener espacio. También puedes sostener las rodillas con un soporte bajo las mismas.
  • CADERAS: podemos añadir mantas y elevar la pelvis. Podemos abrir la distancia entre las rodillas para dar más espacio a las caderas. Si no fuera suficiente, practicar posturas alternativas tipo vajrasana o en silla.

  • LUMBARES: si duelen, puedes apoyar la espalda en la pared al comienzo.

  • HOMBROS: practica Parvatasana en Sukhasana para intentar aliviar la zona. Descansa las manos sobre las piernas relajando los hombros.

VARIANTES

Formación Profesores Yoga Madrid Las Palmas

© Asociación Española de Hatha Yoga

1_Logo_Hatha_Yoga_principal.png